APRENDE PRACTICANDO / Microalarma de gran seguridad

Aquí tu kit de regalo

Introducción
microalarma componentesEsta alarma de coche está compuesta por dos temporizadores que nos darán un tiempo para abandonar el vehículo una vez conectada la alarma, el cual podremos calcular de una forma muy sencilla, y que veremos más adelante; además de un tiempo para entrar en el coche con la alarma conectada el cual podremos calcular de igual forma que el anterior. Un dispositivo que pueda garantizar una seguridad profesional.
Dispone de una entrada de conexión que podremos efectuarla, o bien, con un interruptor oculto en cualquier parte del vehículo (valdría cualquier interruptor teniendo en cuenta que ha de ser libre de tensión, y que una vez que lo cerremos la alarma entrará en servicio) o bien, podríamos efectuar la conexión a través de un mando a distancia (colocando el contacto del relé del receptor en la entrada de llave de la alarma).
De aquí la gran versatilidad de este equipo de seguridad que a pesar de su reducido tamaño, dispone de una gran capacidad de funcionamiento en cualquier coche del mercado. La alimentación de la placa la obtendremos directamente de las bornas de la batería, para asegurar que nunca le van a faltar los 12 voltios. En la entrada de tensión admite hasta 18 voltios ya que la tecnología utilizada es la CMOS, la cual como sabemos,” tiene una alta inmunidad al ruido (en la alimentación), y unos rangos de tensión de funcionamiento muy altos.
La salida de disparo la forma un transistor en colector abierto que nos va a ofrecer la posibilidad de colocar un relé de 12 voltios, para así poder conectar cualquier tipo de sirena, de la potencia deseada, o el disparo de las luces o para el corte de corriente del vehículo, etc.
El amperaje que obtendremos a la salida es de unos 200mA aproximadamente, con lo cual, podemos colocar un relé bastante potente, sin problema alguno. La entrada de disparo de ésta la realizaremos desde la propia instalación.

Funcionamiento
Una vez conectada la alarma (con el cierre del contacto de la misma), introducimos +Vcc al chip, así como a la red RC que forman la resistencia R3 y Cl. Este último empezará a cargarse en un tiempo de aproximadamente 6 segundos, durante el cual, hayan o no, disparos, la central no los atenderá ya que la entrada 1 de la puerta AND no habrá llegado al nivel de disparo, y no dando así salida de alarma.
Una vez cargada la red RC formada por los componentes antes mencionados, y la cual calcularemos con una fórmula muy sencilla, y que nos va ha dar un valor muy aproximado del tiempo, será: T = R • C • 0,7R, deberá de ir expresada en Ohmios, C en Faradios, y de esta forma el tiempo obtenido lo tendremos en segundos.
Si se produce un disparo a la entrada 2 de la puerta AND, tras haber sido cargado el tiempo que llamaremos de salida, ya que es del que disponemos para abandonar el vehículo tras la activación de la alarma sin que ésta suene, la puerta producirá un disparo (salida de positivo por la salida 3) que durará el tiempo que esté encendida la luz interior del vehículo, ya que el disparo lo vamos a tomar de la instalación de iluminación interior del coche (ver esquema).
¿Por qué tomamos el disparo del sistema de iluminación interior del coche? Pues muy sencillo, es porque el ladrón no verá dispositivo alguno de detección en el vehículo y creerá que no dispone de ésta, y además por otra razón y es que si alguien entra en éste tiene que hacerlo por la puerta, con lo cual al abrir ésta, se encenderá la luz del coche, provocando una entrada de negativo a la base del transistor TR1, el cual está trabajando como inversor, éste dejará de ser polarizado en su base y por lo tanto también entre colector-emisor, polarizando a su vez la entrada 2 de la puerta AND a positivo mediante la liberación de la resistencia R2 (que estaba forzada a negativo por el transistor). La puerta AND dará un impulso de salida cuando se reúnan estas condiciones. Este impulso lo llamaremos «impulso de disparo», el cual se producirá cuando haya pasado el tiempo de salida, y se produzca la entrada de alguien en el vehículo, pero esta condición no sólo se nos presenta cuando se trata de un caco sino que cuando nosotros vamos a regresar al vehículo, también provocaremos un impulso de disparo, pero la central sabe cuando se trata de uno u otro, valiéndose de una segunda red RC que llamaremos tiempo de entrada, y que explicaremos más adelante.
El impulso de disparo es tan corto que debemos de memorizarlo y mantenerlo hasta que desconectemos la alarma. Este proceso lo realizaremos mediante un transistor TR2, el cual al dispararse producirá un positivo a la entrada 5 y 6 de la puerta, y a su vez a la salida 4, la cual realimentará de nuevo a estas entradas, quedando así atrapado este uno lógico en la puerta. La misión del transistor TR2 es la de evitar que cuando la puerta A esté a cero pueda generarse una corriente inesperada hacia ésta que provoque el rearme de la memoria (puerta realimentada).
Una vez disparada la memoria, empezará a cargarse la segunda red RC formada por R7 y C2, para lo cual utilizaremos el cálculo realizado anteriormente para la primera red. En el caso de que queramos otro tiempo diferente al que sale de serie, lo podemos hacer recalculando los valores de los componentes, o incluso quitar este tiempo mediante la eliminación de cualquiera de los dos componentes que forman la red, ya que al sustituir el valor (cero ya que al no estar el componente éste vale eso) en la fórmula tenemos: «por ejemplo anulemos la resistencia, con lo cual su valor es cero, en la fórmula, obteniendo así: T = 0,7 • R • C -> 0,7 • 0 • C = 0».
Una vez producido el disparo de la célula de memoria y una vez cargada la red se producirá el disparo de alarma (si antes no hemos desconectado ésta en el tiempo llamado de entrada). Esta red es afianzada aplicándole una puerta de las dos que le sobran a la pastilla, asegurándonos así de que el nivel de disparo va a ser siempre el mismo. La salida la obtendremos mediante un transistor en colector abierto el cual nos da la posibilidad de conectar cualquier tipo de relé para realizar cualquier operación como vimos al principio del artículo (cortar el suministro eléctrico del coche, disparar una sirena de la potencia que queramos, etc.) sabiendo que disponemos de una corriente de unos 200 mA aproximadamente de salida.
Las redes RC, si quisiéramos hacerlas variables lo haremos mediante la colocación de un potenciómetro, de un valor, el cual al máximo de recorrido nos facilite el máximo tiempo deseado. La cuarta puerta, como no la hemos utilizado le colocamos las entradas a un nivel determinado cualquiera (positivo o negativo) ya que de estar éstas al aire y al ser el chip de alta impedancia de entrada provocaríamos un estado indeterminado de salida, el cual provocaría a su vez un ruido de alimentación muy alto, con los posibles problemas que ello conllevaría.

Compartir:
(Todavía nada)
Loading...