“Nariz electrónica” para móviles

El detector, no solamente puede ser usado en función de seguridad, como planean los israelíes, sino también en la detección de enfermedades, sobre la base clínica que los enfermos huelen distinto que los sanos.

El Ministerio de Seguridad Interior de Israel, está financiando el trabajo encabezado por el profesor Husam Hayek, quien desarrolla micoscópicos sensores químicos capaces de indentificar las trazas aromáticas intransferibles.

“Es como una huella digital, todos tenemos un olor particular y la investigación trata de descubrir si se puede establecer un vínculo concluyente que pueda ser empleado en los tribunales”, explicó Tzvika Kanfer, director de Ciencias Exactas y Tecnología en el ministerio citado. Las pruebas decisivas de la eficacia del sistema serán realizadas este año. “Se trata de imitar el olfato canino en forma electrónica”, explicó Kafner al diario judío Aurora.

Todo tuvo su origen en una certidumbre médica

Los científicos del Departamento de Ingeniería Química, del Technión, habían trabajado primero en el campo médico, donde aún continúan la investigación, a fin de establecer los patrones “aromáticos” de personas sanas y enfermas, con la certeza que ambos patrones son distintos.

“Al respirar, la persona emite partículas químicas, las que en un futuro no lejano podrían ser detectadas a nivel médico para establecer si está o no enferma una persona de acuerdo a su tipo aromático”, explicó Kafner, que comparó “en líneas muy generales” este avance con la forma de detectar alcohol con la espirometría a los conductores de autos.

Los técnicos creen en la posibilidad futura, no demasiado lejana, de que los microsensores de aroma, puedan ser incluídos en los teléfonos celulares para que los aparatos alerten a sus usuarios de variaciones químicas en el aliento que determinen no estar en su mejor estado de salud y les alerten que deben consultar a un médico.

Fuente: LaRed21

Compartir:
(Todavía nada)
Loading...