APRENDE PRACTICANDO / Inhibidor de mandos

Aquí tu Kit de regalo

Este circuito nos resultará muy útil para ser el amo de la tele, ya que después de ponerlo en marcha, no será posible que alguien nos tome el control sobre el TV desde el mando.

LEDS, SU HISTORIA Y TECNOLOGÍA

Casi todos estamos familiarizados con los leds, los conocemos de verlos en el frente de muchos equipos de uso cotidianos, como radios, televisores, teléfonos móviles y displays de relojes digitales, sin embargo la falta de una amplia gama de colores y una baja potencia lumínica han limitado su uso considerablemente. No obstante Los Diodos Emisores de Luz (LED) han experimentado en las últimas décadas un notable avance desde un punto de vista fotométrico, debido al incremento del flujo luminoso emitido, así como en sus prestaciones cromáticas.

Estos brillantes, eficientes y coloridos nuevos leds están expandiendo su dominio a un amplio rango de aplicaciones de iluminación, desplazando a su anterior campo de dominio que era el de la mera indicación. Si consideramos su particularidad de bajo consumo energético y su prácticamente imbatible ventaja para su uso en señalamiento exterior (carteles de mensaje variables y señales de tránsito) tendremos que el futuro de estos pequeños dispositivos semiconductores es realmente muy promisorio tal como lo indican los números actuales de crecimiento de mercado a nivel mundial.

Para responder esta respuesta correctamente tendremos que empezar diciendo que el led es un diodo que emite luz (Light emitting Diode) y que un diodo es un semiconductor y que los semiconductores están hechos fundaamentalmente de silicio. Como veremos más adelante los led están hechos de una gran gama de elementos de la tabla periódica, pero nos ocuparemos ahora de explicar el funcionamiento del diodo a través del comportamiento del Silicio, ya que este es el material fundamental y más popular de la electrónica moderna.

El silicio es un elemento muy común en la naturaleza, tal es así que se encuentra en la arena de las playas y en los cristales de cuarzo. Si miramos donde se encuentra el Silicio (SI) en la tabla periódica de los elementos lo encontraremos con el numero atómico 14 y sus vecinos inmediatos son el Galio (Ga), Aluminio (Al), Boro (B), Carbono (C), Nitrógeno (N), Fósforo (P), Arsénico (As) y Germanio (Ge). Recuerden estos elementos porque forman parte de los distintos tipos de tecnologías de leds y son los que determinarán el color de emisión.

El carbono, el silicio y el galio poseen una propiedad única en su estructura electrónica, cada uno posee 4 electrones en su órbita externa lo que les permite combinar o compartir estos electrones con 4 átomos vecinos, formando así una malla cuadricular o estructura cristalina, de esta forma no quedan electrones libres como en el caso de los conductores que poseen electrones libres en su última órbita que pueden moverse a través de los átomos formando así una corriente eléctrica.

Por lo dicho, el silicio en su forma pura es básicamente un aislante. Podemos hacerlo conductor al mezclarlo con pequeñas cantidades de otros elementos, a este proceso se lo denomina “dopaje”.

Hay dos tipos de dopaje:

Dopaje N

En este caso el silicio se dopa con Fósforo o Arsénico en pequeñas cantidades. El Fósforo y el Arsénico tienen 5 electrones en su órbita externa que terminan sobrando cuando se combina en una red de átomos de silicio. Este quinto electrón se encuentra libre para moverse, lo que permite que una corriente eléctrica fluya a través del Silicio. Se necesita solo una pequeña cantidad de dopaje o impurezas para lograr esta corriente, por ejemplo al agregar un átomo de impurezas por cada 108 (1000 millones) átomos de Silicio se incrementa la conductividad en un factor de 10. Los electrones tienen una carga negativa, por eso se llama dopaje tipo N.

Dopaje P

En este caso el silicio se dopa con Boro o Galio en pequeñas cantidades. El Boro y el Galio tienen 3 electrones en su órbita externa por lo que termina faltando un electrón cuando se combina en una red de átomos de Silicio. Este electrón faltante ocasiona que se formen huecos en la red. Estos huecos permiten que se circule una corriente a través del Silicio ya que ellos aceptan de muy buena gana ser “tapados” por un electrón de un átomo vecino, claro que esto provoca que se forme un hueco en el átomo que desprendió dicho electrón, este proceso se repite por lo que se forma una corriente de huecos a través de la red.

Es de notar que en todos los caso lo único que se mueve fuera del átomo son los electrones, pero en este caso dicho movimiento provoca un efecto similar o equivalente al movimiento de huecos. Se necesita solo una pequeña cantidad de dopaje o impurezas para lograr esta corriente. Los agujeros tienen una carga positiva, por eso se llama dopaje tipo P. Tanto el Silicio dopado N como el Silicio dopado P tienen propiedades conductoras pero a decir de verdad no son muy buenos conductores de ahí el nombre de semiconductor. Por separado ambos semiconductores no dicen mucho, pero cuando se juntan producen efectos interesantes, especialmente entre la juntura de ambos. Veremos que sucede cuando se combina ambos materiales.

Creando el diodo

Cuando unimos Silicio N y Silicio P, tenemos una juntura semiconductora P-N, éste es el dispositivo semiconductor más simple y es conocido con el nombre de diodo y es la base de toda la electrónica moderna. El diodo permite la circulación de corriente en un sentido pero no en el sentido contrario. Cuando conectamos el diodo a una batería con el terminal P al borne negativo y el terminal N al borne positivo (lo conectamos en inversa), tenemos que en el primer caso los huecos son atraídos por los electrones que provienen del terminal negativo de la batería y ese es el fin de la historia. Lo mismo sucede del lado N, los electrones libres son atraídos hacia el terminal positivo; por lo tanto no circula corriente por la juntura ya que electrones y agujeros se movieron en sentido contrario (hacia los terminales del diodo).

Si damos vuelta el diodo (lo conectamos en directa), tenemos que los electrones libres del terminal N se repelerán con los electrones libres del terminal negativo de la batería por lo que los primeros se dirigirán a la zona de juntura. En el terminal positivo tenemos que los huecos del terminal P se repelerán con los huecos del terminal positivo de la batería por lo tanto los huecos del semiconductor se dirigirán a la juntura. En la juntura los electrones y los huecos se recombinan formando así una corriente que fluirá en forma permanente.

Un diodo real cuando se conecta en reversa tiene una pequeña corriente de pérdida del orden de los 10 microamperios que se mantiene aproximadamente constante, mientras la tensión de la batería no supere un determinado nivel, luego del cual la corriente crece abruptamente, esta zona se llama zona de ruptura o avalancha. Generalmente esta zona queda fuera de las condiciones normales de funcionamiento. Hay que mencionar que dicha corriente inversa es casi linealmente dependiente de la temperatura.

Cuando el diodo se conecta en directa veremos que sobre sus extremos se produce una caída de tensión del orden de los 0.6 voltios para los diodos de silicio normales. Esta caída de tensión es un reflejo de la energía necesaria para que los electrones salten la juntura y es característica de cada material. Este valor es conocido como potencial de salto de banda (band gap).

Tenemos entonces que para sacar un electrón de su órbita necesitamos energía y que ésta se pierde en el transcurso de su recorrido dentro del diodo, esta energía se transforma en radiación, básicamente calor u ondas infrarrojas en un diodo normal.

ENCAPSULADO DE LEDS

Inhibidor de mandos fig1Existen numerosos encapsulados disponibles para los leds y su cantidad se incrementa de año en año a medida que las aplicaciones de los leds se hacen más especificas.

Por ahora nos detendremos a estudiar las partes constitutivas de un led a través de la figura 1, la cual representa tal vez el encapsulado más popular de los leds que es el T1 de 5mm de diámetro.

Como vemos el led viene provisto de los dos terminales correspondientes que tienen aproximadamente 2 a 2,5 cm de largo y sección generalmente de forma cuadrada. En el esquema podemos observar que la parte interna del terminal del cátodo es más grande que el ánodo, esto es porque el cátodo está encargado de sujetar al sustrato de silicio, por lo tanto será este terminal el encargado de disipar el calor generado hacia el exterior ya que el terminal del ánodo se conecta al chip por un delgado hilo de oro, el cual prácticamente no conduce calor.

Es de notar que esto no es así en todos los leds, solo en los últimos modelos de alto brillo y en los primeros modelos de brillo estándar, ya que en los primeros led de alto brillo es al revés. Por eso no es buena política a la hora de tener que identificar el cátodo, hacerlo observando cual es el de mayor superficie. Para eso existen dos formas más convenientes, la primera y más segura es ver cuál es el terminal más corto, ese es siempre el cátodo no importa que tecnología sea el led. La otra es observar la marca plana que también indica el cátodo, dicha marca plana es una muesca o rebaje en un reborde que tienen los leds.

El terminal que sostiene el sustrato cumple otra misión muy importante, la de reflector, ya que posee una forma parabólica o su aproximación semicircular, este es un punto muy crítico en la fabricación y concepción del led, ya que un mal enfoque puede ocasionar una pérdida considerable de energía o una proyección despareja. Un led bien enfocado debe proyectar un brillo parejo cuando se proyecta sobre una superficie plana. Un led con enfoque defectuoso se puede identificar porque proyecta formas que son copia del sustrato y a veces se puede observar un aro más brillante en el exterior de círculo, síntoma seguro de que la posición del sustrato se encuentra debajo del centro focal del espejo terminal.

Dentro de las características ópticas del led aparte de su luminosidad esta la del ángulo de visión, se define generalmente el ángulo de visión como el desplazamiento angular desde la perpendicular donde la potencia de emisión disminuye a la mitad. Según la aplicación que se le dará al led se necesitarán distintos ángulos de visión; así son típicos leds con 4, 6, 8,16, 24, 30, 45, 60 y hasta 90 grados de visión. Generalmente el ángulo de visión está determinado por el radio de curvatura del reflector del led y principalmente por el radio de curvatura del encapsulado.

Por supuesto mientras más chico sea el ángulo y a igual sustrato semiconductor se tendrá una mayor potencia de emisión y viceversa. Por último tenemos el encapsulado epoxi que es el encargado de proteger al semiconductor de las inclemencias ambientales y como dijimos ayuda a formar el haz de emisión.

Existen básicamente 4 tipos de encapsulado, sí lo catalogamos por su color:

  • Transparente o clear water (aguatransparente): Es el utilizado en leds de alta potencia de emisión, ya que el propósito de estos leds es fundamentalmente iluminar, es importante que estos encapsulados no absorban de ninguna manera la luz emitida.
  • Coloreados o tinted: Similar al anterior pero coloreado con el color de emisión de sustrato similar al vidrio de algunas botellas, se usa principalmente en leds de mediana potencia y/o donde sea necesario identificar el color del led aun apagado.
  • Difuso o difused: Estos leds tiene un aspecto más opacos que el anterior y están coloreados con el color de emisión, poseen pequeñas partículas en suspensión de tamaño microscópicos que son las encargadas de desviar la luz, este tipo de encapsulado le quita mucho brillo al led pero le agrega mucho ángulo de visión ya que los múltiples rebotes de la luz dentro del encapsulo le otorgan un brillo muy uniforme sobre casi todos los ángulos prácticos de visión.
  • Lechosos o Milky: Este tipo de encapsulado es un tipo difuso pero sin colorear, estos encapsulado son muy utilizados en leds bicolores o multicolores. El led bicolor es en realidad un led doble con un cátodo común y dos ánodos (3 terminales) o dos led colocados en contraposición (2 terminales).

Generalmente el primer caso con leds rojo y verde es el más común, aunque existen otras combinaciones incluso con más colores. Es muy importante hacer notar que en todos los casos el sustrato del led es el que determina el color de emisión y no el encapsulado.

Un encapsulado con frecuencia de paso distinta a la frecuencia de emisión del sustrato solo lograría filtrar la luz del led, bajando así su brillo aparente al igual que todo objeto colocado delante de él.

EVOLUCIÓN DE LOS LEDS

El primer led comercialmente utilizable fue desarrollado en el año 1962, combinando Galio, Arsénico y Fósforo (GaAsP) con lo cual se consiguió un led rojo con una frecuencia de emisión de unos 650 nm con una intensidad relativamente baja, aproximadamente 10mcd @2OmA, (mcd = milicandela).

El siguiente desarrollo se basó en el uso del Galio en combinación con el Fósforo (GaP) con lo cual se consiguió una frecuencia de emisión del orden de los 700nm. A pesar de que se conseguía una eficiencia de conversión electrón-fotón o corriente-luz más elevada que con el GaAsP; ésta se producía a relativamente bajas corrientes, un incremento en la corriente no generaba un aumento lineal en la luz emitida. Adicionalmente, se tenía que la frecuencia de emisión estaba muy cerca del infrarrojo una zona en la cual el ojo no es muy sensible por lo que el led parecía tener bajo brillo a pesar de su superior desempeño de conversión.

Los siguientes desarrollos, ya entrada la década del 70, introdujeron nuevos colores al espectro. Distinta proporción de materiales produjo distintos colores. Así se consiguieron colores verde y rojo utilizando GaP y ámbar, naranja y rojo de 630nm (el cual es muy visible) utilizando GaAsP. También se desarrollaron leds infrarrojos que se hicieron rápidamente populares en los mandos remotos de los televisores y otros artefactos del hogar.

En la década del 80 un nuevo material entró en escena el GaAlAs Galio, Aluminio y Arsénico. Con la introducción de este material el mercado de los leds empezó a despegar ya que proveía un mayor desempeño sobre los leds desa­rrollados previamente. Su brillo era aproxi­madamente 10 veces superior y además se podía utilizar a elevadas corrientes lo que permitía utilizarlas en circuitos multiplexados con lo que se los podía utilizar en display y letreros de mensaje variable.

Sin embargo este material se caracteriza por tener un par de limitaciones, la primera y más evidente es que se conseguían solamente frecuencias del orden de los 66onm (rojo) y segundo que se degradan más rápidamente en el tiempo que los otros materiales, efecto que se hace más notorio ante elevadas temperaturas y humedades.Hay que hacer notar que la calidad del encapsulado es un factor fundamental en la temporal.

Los primeros desarrollos de resinas epoxi para el encapsulado poseían una no muy buena impermeabilidad ante la humedad, además los primeros leds se fabricaban manualmente, el posicionamiento del sustrato y vertido de la resina era realizado por operarios y no por máquinas automáticas como hoy en día, por lo que la calidad del led era bastante variable y la vida útil mucho menor que la esperada. Hoy en día esos problemas fueron superados y cada vez son más las fábricas que certifican la norma ISO 9000 de calidad de proceso.

Además últimamente es más común que las resinas posean inhibidores de rayos UVA y UVB, especialmente en aquellos leds destinado al uso en el exterior. En los 90 se apareció en el mercado tal vez el más exitoso material para producir leds hasta la fecha el AlInGaP: Aluminio, Indio, Galio y Fósforo. Las principales virtudes de este tetar compuesto son que se puede conseguir una gama de colores desde el rojo al amarillo cambiando la proporción de los materiales que lo componen; y segundo, su vida útil es sensiblemente mayor, a la de sus predecesores. Mientras que los primeros leds tenían una vida promedio efectiva de 40.000 horas, los leds de AlInGaP podían más de 100.000 horas aún en ambientes de elevada temperatura y humedad.

Es de notar que muy difícilmente un led se queme, si puede ocurrir que se ponga en cortocircuito o que se abra como un fusible e incluso que explote si se le hace circular una elevada corriente, pero en condiciones normales de uso un led se degrada o sea que pierde luminosidad a una taza del 5 % anual. Cuando el led ha perdido el 50% de su brillo inicial, se dice que ha llegado al fin de su vida útil y eso es lo que queremos decir cuando hablamos de vida de un led.

Un rápido cálculo nos da que en un año hay 8760 horas por lo que podemos considerar que un LED de AlInGaP tiene una vida útil de más de 10 años.

Como dijimos uno de factores fundamentales que atentan contra este tiempo útil es la temperatura, tanto la temperatura ambiente como la interna generada en el chip, por lo tanto luego nos referiremos a técnicas de diseño de circuito impreso para bajar la temperatura.

Explicaremos un detalle de mucha importancia respecto a los leds y su construcción. Cuando se fabrica el led, se hace depositando por capas a modo de vapores los distintos materiales que componen el led. Estos materiales se depositan sobre una base o sustrato que influye en la dispersión de la luz.

Los primeros leds de AlInGaP se depositaban sobre sustratos de GaAs, el cual absorbe la luz innecesariamente. Un adelanto en este campo fue reemplazar en un segundo paso el sustrato de GaAs por uno de GaP el cual es transparente, ayudando de esta forma a que más luz sea emitida fuera del encapsulado. Por lo tanto este nuevo proceso dio origen al TS AlInGaP (Tranparent Substrate) y los AlInGaP originales pasaron a denominarse AS AlInGaP (Absorbent Susbtrate). Luego este mismo proceso se utilizó para los led de GaAlAs, dando origen al TS GaAlAs y al As GaAlAs. En ambos casos la Eficiencia luminosa se incrementaba típicamente en un factor de 2, pudiendo llegar en algunos casos a incrementarse en un factor de 10. Como efecto secundario de reemplazar el As por el TS se nota un pequeño viro al rojo en la frecuencia de emisión, generalmente menor a los 10nrn.

A final de los 90 se cerró el circulo sobre los colores del arco iris, cuando gracias a las tareas de investigación del Shuji Nakamura, investigador de Nichia, una pequeña empresa fabricante de leds de origen japonés, se llego al desarrollo del led azul. Este led siempre había sido difícil de conseguir debido a su elevada energía de funcionamiento y relativamente baja sensibilidad del ojo a esa frecuencia (del orden de los 460nm). Hoy en día coexisten varias técnicas diferentes para producir luz azul, una basada en el SiC (Silicio – Carbono), otra basada en el GaN (Galio – Nitrógeno), otra basada en InGaN (Indio-Galio-Nitrógeno sobre substrato de Zafiro) y otra GaN (sobre sustrato SiC).

El compuesto GaN, inventado por Nakamura, es actualmente el más utilizado. Otras técnicas como la de ZnSe (Zinc – Setenio) han sido dejadas de lado con el SiC debido a su bajo rendimiento de conversión y elevada degradación con la temperatura.

Dado que el azul es un color primario, junto con el verde y el rojo, tenemos hoy en día la posibilidad de formar el blanco con la combinación de los tres y toda la gama de colores del espectro, esto permite que los display gigantes y carteles de mensajes variables full color se hagan cada día más habituales en nuestra vida cotidiana.

Es también posible lograr otros colores con el mismo material GaN, como por ejemplo el verde azulado o turquesa, de una frecuencia del orden de los 505 nm. Este color es importante ya que es el utilizado para los semáforos.

Inhibidor de mandos tabla de frecuencias

Otros colores también son posibles de conseguir como por ejemplo el púrpura, violeta o ultravioleta. Este último es muy importante para la creación de una forma más eficiente de producir luz blanca que la mera combinación de los colores primarios, ya que añadiendo fósforo blanco dentro del encapsulado, éste absorbe la radiación ultravioleta y emite frecuencia dentro de todo el espectro visible, logrando luz blanca en un proceso similar al que se produce en el interior de los tubos fluorescentes. A veces el fósforo posee una leve tonalidad amarillenta para contrarrestar el tono azulado de la luz del semiconductor.

Luego de tantos materiales y frecuencias de ondas, sería bueno resumir todo esto de forma más clara, es por ello en la tabla 1 se detallan las distintas frecuencias de emisión típica de los leds comercialmente disponibles y sus materiales correspondientes.

Es de notar que la resolución del ojo es del orden de los 3 a 5nm según el color de que se trate.

Para tener una idea aproximada de la relación entre la frecuencia expresada en nanómetros y su correspondencia con un color determinado, a continuación se presenta un gráfico simplificado del triángulo de Maxwell o Diagrama de Cromaticidad CIÉ (Fig.2).

Inhibidor de mandos diagrama de cromaticidad

Cada color se puede expresar por sus coordenadas X e Y. Los colores puros o saturados se encuentran en el exterior del triángulo y a medida que nos acercamos a su centro el color tiende al blanco.

El centro de la zona blanca es el blanco puro y suele expresarse por medio de la temperatura de color, en grados Kelvin, de un cuerpo negro. Simplificando podemos decir que un cuerpo negro al calentarse empieza a emitir ondas infrarrojas, al subir la temperatura empieza a tomar un color rojizo, esto es en los 770 nm, al seguir elevándose la temperatura, el color se torna anaranjado, amarillento y finalmente blanco, describiendo una parábola desde el extremo inferior derecho hacia el centro del triangulo. Por lo tanto, cada color por donde pasa dicha parábola puede ser representado por una temperatura equivalente. El centro del triángulo (blanco puro), se corresponde con una temperatura de 6500 K.

El tono de los leds blanco viene expresado precisamente en grados kelvin. Una temperatura superior significa un color de emisión blanco – azulado.

CONCLUSIONES

En resumen, podemos concluir que hoy en día es posible conseguir leds en todo el espectro visible y más allá. Con una elevada vida útil, elevado brillo, alta eficiencia lumínica y estándares de calidad de acuerdo a exigentes normas de nivel mundial.

Su bajo consumo comparado con otras fuentes de luz incluso inferior a las lámparas de bajo consumo y tubos fluorescentes, lo posiciona dentro del grupo de los productos ambientalmente amigables y ecológicos. Sumado a todo esto nos encontramos con que su precio y disponibilidad en el mercado lo hacen cada vez más asequible al público en general e indicado para cada vez, más aplicaciones de uso cotidiano en el mundo del siglo XXI.

EL KlT DE REGALO

Inhibidor listaEl kit de regalo nos resultará muy útil para ser el amo de la tele, ya que después de ponerlo en marcha, no será posible que alguien más tome el control sobre el TV desde el mando remoto de la misma, con lo cual siempre podremos tener sintonizado sin lugar a interrupciones nuestro partido de fútbol, nuestra serie favorita o esa peli de la cual no queremos perdernos ni un instante.

En la figura 3 podemos observar el diagrama esquemático correspondiente al circuito de nuestro montaje

El funcionamiento de este dispositivo es muy simple, ya que básicamente lo que tenemos es un oscilador y un amplificador de dichas oscilaciones; así pues, el transistor PNP oscila a la frecuencia establecida por sus componentes aledaños, mientras que el NPN amplifica a los Diodos 1R, quienes deben apuntar directamente al receptor 1R de la tele, para así impedir que el decodificador pueda interpretar correctamente las órdenes enviadas por el mando.

A través de la fotografía 1 podemos identificar todos los componentes necesarios para ensamblar el kit de regalo. Como es costumbre, debemos soldar los componentes de bajo perfil como las resistencias de 0.5W, tal y como se observa en la fotografía 2. A continuación soldamos los transistores, el condensador y la resistencia variable. Foto 3. Como último paso debemos montar los diodos 1R, teniendo en cuenta su correcta polarización. Fotografía 4.

Inhibidor de mandos fotografiasAhora bien, únicamente nos resta proporcionarle alimentación y ajustarlo para disfrutar de sus ventajas. Para comprobar el correcto funcionamiento del dispositivo es necesario que los LEDs 1R estén apuntando directamente al receptor de la tele como hemos mencionado anteriormente.

Después de asegurarnos que cumplimos este requisito, debemos enviar señales a la tele desde el mando mientras ajustamos la resistencia hasta el punto en el que la tele deja de responder a las órdenes dadas por el mando; cuando dicha acción se dé, podemos dejar la resistencia en ese punto y dar por ajustado el circuito para futuras utilizaciones.

AMPLIACIÓN DEL KIT

Para realizar la ampliación del kit vamos a trabajar con dos kit de KEMO, el B197 y el B195. A continuación vamos a explicar un poco el funcionamiento de cada uno de los kit arriba mencionados.

Detector Infrarrojo: Mediante este circuito es posible llevar a cabo test de funcionamiento con telemandos por infrarrojo, como las que se aplican con televisores y aparatos de video etc.

Siempre y cuando radien en el sensor especial rayos infrarrojos, se ilumina un diodo luminoso e indica con ello, que el telemando al infrarrojo funciona.

La tensión de servicio es 9V. Como accesorios sírvanse a pedir el kit “Bi97 tarjeta de relé”. Este se conectará con el detector de infrarrojo y será posible realizar conexiones a través del contacto de relé de cargas hasta 6A. Rogamos observe especialmente la correcta conexión del LED y del fototransistor.

Los dos componentes tienen para garantizar siempre la simple determinación hilos de conexión diferentes en su longitud. En vista de que la luz normal del día así como la luz artificial contienen un gran porcentaje de luz infrarroja, el detector infrarrojo reaccionará también con luz natural. Por ello, es necesario colocarlo en un tubito de cartón negro (aprox. 50mm largo-4mm ancho), el que debe quedar solamente por delante abierto y por detrás cerrado para evitar cualquier incidencia de luz.

Inhibidor demandos foto 5

Siempre y cuando se enfoque el telemando por infrarrojo en el canal de luz del fototransistor, se ilumina el LED, aunque no haya ningún telemando por infrarrojo en funcionamiento, o bien existe un error en el circuito o el fototransistor no ha sido protegido suficientemente contra la incidencia de la luz.

El canal de luz no se puede montar de tal forma que sea posible la radiación directa en fototransistor de luz de día o de luz artificial. El telemando por infrarrojo se debe sujetar a una distancia de aprox. 3…10 cm delante del fototransistor.

Tarjeta relé 12V: Esta tarjeta de relé podrá ser activada con señales débiles a partir de aprox. 5 mA y conectará entonces un relé con un contacto de corriente de alta intensidad de 3Ampere. Contacto 1 x conectar.

Magnífico como amplificador de conexión para otros kits, que muestren como salida solamente un diodo luminoso y deben conectar a través del contacto de relé diferentes dispositivos o máquinas.

La placa de circuito impreso se montará según la lista de componentes y la marcación en la placa. Al aplicar en la entrada una tensión de mando de 3…12Vcc, el relé queda activado. Mediante el contacto del relé es posible conmutar cargas hasta 30 V, 3 A (AC + DC). El contacto del relé no debe ser cargado con tensiones de más de 30 V. Con tensiones superiores (ejemplo 240V) es absolutamente necesario observar las regu­laciones de VDE (protección contra contacto). En estos casos la puesta en marcha se debe llevar a cabo únicamente a través de un experto, el que haya controlado de antemano el correcto montaje y colocación del circuito.

Inhibidor de mandos foto 6La toma de corriente de esta tarjeta de relé asciende max. aprox. 80mA. Por ello, rogamos considere disponer de una fuente de corriente suficientemente potente (batería). Para conexionar estos dos elementos debemos llevar un cable desde el diodo (en el lado del ánodo del componente) del kit B195, al signo + del kit B197. Para alimentar todos los circuitos a la vez con 9V funcionará correctamente.

El kit B197 lo tenemos que alimentar conectando el signo (-) con el polo positivo de la fuente de alimentación y el Terminal IN con el polo (+). Para alimentar el kit B195 tenemos que poner el polo positivo en el Terminal (+) y el negativo en el (-).

Cuando esté trabajando el anulador de mando, estará emitiendo una señal que será recibida por el emisor del kit B195, cuando detecte la señal conducirá corriente por el diodo.

Al haber conexionado el ánodo del componente con el Kit B197, cuando esté emitiendo el anulador de mando, el relé de éste último kit se activará, cuando deje de emitir señal se desactivará.

Inhibidor tarjetas

Compartir:
(1 votes, average: 1,00 out of 5)
Loading...